“Inglés abre puertas” se denomina el programa del Ministerio de Educación, el cual permitió la llegada de un profesor angloparlante al Liceo Arturo Alessandri Palma de Longaví, quien en un lapso de seis meses apoyará las clases de esta asignatura, desarrollando las habilidades de comprensión y producción oral entre los estudiantes.

Se trata de Kyle Frizzel, de 28 años, oriundo de Texas, quien fue albergado por una familia longaviana y ya comenzó a hacer clases en el establecimiento educacional.

“Navegando por internet me enteré de este curso. Investigué sobre la enseñanza en Chile en varias plataformas. Encontré el programa Inglés abre puertas y me gustó la metodología. El modelo que usa el  programa es muy bueno, por eso postulé y fui aceptado”, manifestó el docente.

Contó que para él es un desafío ser parte de este proceso de enseñanza, ya que retroalimentará con lo que aprenda de sus alumnos y profesores, ya que no domina el español.

“Esta es la primera vez que estoy en Sudamérica. Estoy contento, pues la gente es muy amistosa y es muy amable”, agregó.

Para el director del liceo, Patricio Brevis, fue meritorio haber conseguido que llegara este norteamericano nativo a reforzar su establecimiento, “quedamos seleccionados cinco colegios de la región del Maule. Tuvimos que cumplir varios requisitos, entre ellos contar con una casa y familia que acogiera al profesor y además contar con una sala de inglés”.

Explicó que “es muy importante poder sacar provecho de este programa, porque el país tiene por objetivo ser un país bilingüe, y nosotros, como liceo, estamos aportando con ello”.

Kyle complementa las clases de dos profesoras del establecimiento.

“La modalidad de trabajo partió con una semana de observación donde trabajamos juntos con el profesor angloparlante un modelo de enseñanza independiente y la segunda semana nos dividimos en dos grupos. Después hemos estado rotando, porque se trata de una enseñanza complementaria. Yo veo la parte lectura y escritura; y él refuerza lo que es el hablar y escuchar con los alumnos”, indicó la docente de la asignatura, Nelly Cartes.

La profesora precisó que el inglés para aprenderlo bien hay que poseer las cuatro habilidades: leer, escribir, escuchar y hablar.

Los más beneficiados con las clases han sido los estudiantes que han tomado con mucha seriedad la llegada del docente.

“Ha sido una buena experiencia. Nos ha servido bastante ya que son clases muy interactivas”, señaló la joven Bárbara Opazo.

Dijo que la gesticulación y pronunciación de Kyle ayuda bastante en la enseñanza, “las clases son interactivas y dinámicas, pues utiliza data show, presentaciones en power point y a través de juegos aprendemos más rápido”.

“Para mí es importante aprender inglés, ya que quiero estudiar gastronomía y para ello es fundamental saber hablar otros idiomas”, concluyó la estudiante de cuarto medio.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here