Hasta el sector El Cascajo, en la comuna de Longaví, se trasladó uno de los camiones aljibe del municipio local, tras el llamado de vecinos debido a que el pozo desde donde extraían agua se secó casi por completo dejando a 24 familias sin el vital elemento.

Los funcionarios de Servicios Generales, a cargo de Felipe Ortíz, recibieron la solicitud de los vecinos y por orden del alcalde Cristián Menchaca, secaron el pozo con motobombas para efectuar el pique de este a fin de que brotara agua, “lo hicimos en dos oportunidades, pero lamentablemente el pozo no está dando más agua así que decidimos traer el camión aljibe para entregarle el líquido a todas las familias que requieren del servicio”, apuntó.

Felipe Ortíz recalcó que periódicamente están distribuyendo agua en diferentes sectores rurales de Longaví, porque existen varios pozos secos y escasez. “Esto ha sido una necesidad desde el principio de la administración de nuestro alcalde, pero tratamos de ser oportunos en la entrega y llegar a todos lados donde nos requieren”.

La presidenta del Agua del sector El Cascajo, Petronila Romero, relató que el pozo se secó, porque bajó el caudal de un canal que pasa cerca de su villorrio, “pedimos ayuda a la Municipalidad de Longaví y don Cristián (Menchaca) nos mandó a hablar con don Felipe (Ortíz), quien llegó hasta nuestro sector y ya tenemos agua que trajo el camión aljibe”.

Finalmente, expresó Ortiz, “la idea de nuestro alcalde es seguir trabajando para entregar soluciones definitivas de agua potable rural para los miles de vecinos de la comuna y que no sigan pasando estos problemas por la sequía”.

No hay comentarios