En la sesión de Concejo Municipal de Longaví del pasado 2 de agosto se entregó el balance presupuestario del segundo trimestre del año 2017 de la Municipalidad, Departamento de Educación y Salud.

Hubo una masiva concurrencia de dirigentes sociales quienes pudieron conocer en detalle el grave déficit financiero que existe en el municipio, producto de la herencia entregada por la administración anterior.

Este ejercicio viene a ratificar lo anunciado por el alcalde Cristián Menchaca en la cuenta pública entregada en el pasado mes de abril, donde indicó que el déficit llegaba a los casi 4 mil millones de pesos.

Fue así como Héctor Francisco Muñoz, director de Control Interno de la Municipalidad de Longaví, entregó ante el Concejo Municipal y la asistencia las cifras que preocupan y tienen bastante complicadas a las autoridades edilicias.

Especificó que la Municipalidad tiene un déficit de $ 1.200.500.000, mientras que en el Departamento de Salud la cifra llega a los $ 380.964.000; y en Educación el monto alcanza $ 2.134.916.000. Todo esto suma un total de $ 3.335.796.000.

No obstante, según explicó el profesional existen dos causas más por concepto de juicios con el municipio, las cuales no están incluidas en este balance, porque no están ejecutoriadas, una por $110.000.000 y la otra de $ 500.000.000, pero se sumarán en este segundo semestre llegando a la cifra final de $ 3.945.796.000.

 

Reacciones

 

Concluida la sesión de Concejo Municipal el presidente de la junta de vecinos “La Conquista”, Luis Villalobos, manifestó su desazón por las altas cifras que incluso hacen peligrar el buen funcionamiento del estamento municipal.

“Me pareció muy bien conocer estas cifras, porque de una vez por todas los habitantes de Longaví debemos conocer la verdad. Porque antes nunca se nos tomó en cuenta, ni siquiera se nos llamaba para comunicarnos lo que pasaba.

Es impresionante, porque en uno o dos meses más ni siquiera vamos a tener plata para pagarles a los funcionarios, lo que es lamentable. Capaz que no tengamos plata ni para los remedios en los consultorios.

Esto es delicado, yo soy amigo del alcalde anterior, pero no me gusta la gestión que hizo porque siempre andaba con puras mentiras y eso a mí no me gusta”, sentenció el dirigente Luis Villalobos.

Por su parte, el alcalde Cristián Menchaca indicó que “nosotros asumimos con una deuda sobre los 1.500 millones de pesos solo de convenios de pagos producidos por el ex alcalde, por los juicios contraídos anteriormente por parte de la municipalidad. Hoy podemos apreciar que el déficit supera los 4 mil millones de pesos, y cuando nos lleguen las otras causas vamos a alcanzar los 4 mil 200 millones de pesos, por lo tanto tenemos que convivir los longavianos con esto y tomar medidas junto al Concejo Municipal que serán dolorosas para la comunidad”.

Precisó que están muy complicados para pagar los sueldos de diciembre de Salud, y las remuneraciones de noviembre y diciembre en Educación, “por eso debido a esta mala administración heredada nos obliga a tomar medidas de resguardo financiero que van a ser en perjuicio de algunos beneficios que tienen hoy los longavianos”.

En tanto, el concejal Robin Araya, agradeció la visita de los dirigentes vecinales de distintos sectores de la comuna, quienes conocieron en detalle el tema de las deudas, pero a la vez destacó que “todos estos problemas financieros tienen responsables, los que deben hacerse cargo de sus errores”.

La idea, comentó, es que la gente retome las confianzas y se dé cuenta que no se han podido entregar soluciones a corto plazo en muchas de las peticiones de la comunidad, debido a todos estos problemas.

Asimismo lamentó las expresiones que ha tenido el ex alcalde en los medios de comunicación, “porque él hace mención a un saldo inicial de 320 millones de pesos, pero no menciona las deudas por pagar, lo que genera confusión en la gente, por ello yo lo llamo a transparentar la información por respeto a los vecinos de Longaví, contribuyendo al crecimiento de Longaví y no a la división”.

En este mismo sentido, el concejal Lisandro Villalobos señaló que la realidad es catastrófica, pero hay que tener fe de que se va a salir adelante, “lo que no debemos dejar pasar es que aquellos que son responsables no reciban su sanción como corresponde, porque en el Concejo Municipal de la administración anterior se nos ocultó información de lo que pasaba, por eso es que los sumarios que se están llevando a cabo deben arrojar buenos resultados, ya que los principales afectados aquí son los vecinos de Longaví que no contarán con su medicamento, una ayuda social o una atención médica como corresponda por una mala gestión anterior”.

En la oportunidad, el concejal Sergio Pereira consultó respecto a si se realizará una auditoría externa para aclarar los montos, lo que ya se está trabajando, “de tal manera que con expertos en la materia podamos sustentar de manera exacta por qué se produce este déficit, cuáles fueron las anomalías que se generaron y fundamentalmente para tomar medidas y hacer bien las cosas de aquí en adelante”.

El concejal Matusalen Villar ahondó en el problema de recursos en Salud, que a su juicio hace peligrar las prestaciones a la comunidad, donde aclaró que en el periodo anterior “no se hicieron las rendiciones a tiempo ante el Servicio de Salud del Maule respecto de los programas para la comunidad, por eso tuvimos que devolver recursos y pagarle a los proveedores, que fue lo peor. Ahora para poder avanzar en los convenios 2017 hemos sostenido varias reuniones con las autoridades regionales a fin que nos puedan ayudar”.

Finalmente el concejal Rafael Pérez concordó en que se debe investigar a través de un estamento externo, “yo era partidario que lo realizara Contraloría, pero por el tema de los plazos y la propuesta del alcalde se efectuará una licitación para darle mayor transparencia al tema”, concluyó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here