En una inédita reunión efectuada en la Municipalidad de Longaví, más de sesenta inmigrantes haitianos, que residen en esta comuna, se dieron cita para integrarse a los programas sociales que entrega esta entidad pública a la ciudadanía.

La invitación la efectuó el alcalde Cristián Menchaca, a través de los medios locales y a través de los empresarios que entre sus trabajadores cuentan con muchos de ellos, con el objetivo de presentarles e integrarlos a la oferta programática que posee el municipio como el registro social de hogares, registro del per cápita en materia de Salud, asesoría jurídica, y bolsa de empleo, entre otras.

Fue así como estuvieron presentes funcionarios de los departamentos de Salud, Desarrollo Comunitario, Educación y Jurídico, los que les explicaron en detalle los beneficios y trámites que deben efectuar, con una funcionaria de DIDECO que ofició de traductora por medio del idioma francés.

“No podemos dejar solos a los inmigrantes que ya son parte de nuestra comuna. Ellos no dominan bien el idioma nuestro, tenemos que ofrecerles servicios de salud, ofrecerle educación, ofrecerles oportunidades laborales, incorporarlos a los programas de la OMIL, de forma que ellos tengan un contrato de trabajo definitivo”, explicó Menchaca.

Agregó que espera sean un real aporte para la comuna de Longaví, por eso hay que abrirles las puertas, “tenemos que aprovechar sus capacidades, pues muchos de ellos pueden ser técnicos, profesionales y no lo sabemos. Así que le hemos dado la bienvenida como corresponde y consideramos que es una labor humanitaria devolverles la mano a ellos como alguna vez nos recibieron a nosotros también en otro país, y a nuestros antepasados inmigrantes que llegaron a Chile”.

Quien las hizo de vocero de los inmigrantes haitianos en Longaví, pues domina caso a la perfección el español, fue Lindor Jean Wesmy, quien lleva tres meses en nuestro país junto a esposa y pequeño hijo. El agradeció la invitación y la oferta presentada por el municipio, “estamos muy contentos, estamos muy agradecidos, porque nos han acogido muy bien. Gracias a la municipalidad nos parece muy bien esta invitación”.

Agregó que  ellos llegaron a Longaví en busca de mejores expectativas de vida, “nosotros hemos venido para trabajar, yo confío en ellos, porque como yo la mayoría son buena gente. No vinimos por malas cosas, sino sólo a trabajar y mejorar nuestras vidas”.

Los principales problemas con que se encuentran es con la documentación para permanecer en Chile, por ello deben ir renovando cada cierto tiempo su visa, lo que se comprueba con su contrato de trabajo. En este sentido hizo un llamado a apoyarles en este aspecto.

Indicó que las labores agrícolas, en forestales y otros servicios son los que prestan la mayoría de los inmigrantes haitianos en Longaví, quienes poco a poco ya son parte del paisaje y la comunidad local, destacando por su caballerosidad y respeto por su entorno.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here